A EX DIRECTOR DE PEMEX, NO LE HARÁN NADA

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

A EX DIRECTOR DE PEMEX, NO LE HARÁN NADA

A PESAR de que el ex director de PEMEX EMILIO LOZOYA AUSTÍN, ha sido acusado de haber recibido sobornos por 10 millones de dólares, por parte de la compañía brasileña ODEBRECH, a cambio de contratos por 115 millones de dólares, téngase la certeza de que, “no le harán nada” a este bandido ex funcionario de Petróleos Mexicanos, porque seguramente atrás de este otro mega-negociazo millonario en moneda extranjera, (presuntamente), deberá estar quien manda en el país, porque, “Lozoya Austin, solo no se aventó el tiro” de este acto de corrupción y sino “pal baile vamos”, porque esta clase de operaciones ilegales, se llevan a cabo previa autorización oficial o consulta gubernamental.

LO ANTERIOR es parte de lo que por tradición se aduce respecto a que “no pasa nada”, porque simple y llanamente, los mexicanos, al paso de los años, hemos visto a tantos ex funcionarios de la Federación y a gobernadores de los estados apropiarse de los dineros públicos y la mayoría, “por haberse ajustado a la previa luz verde”, están salvados por la mano santa de quien manda y ordena en al geografía nacional, cuya cuestión es obvia y netamente lamentable. Y “por eso estamos como estamos y por eso nunca progresamos”, como dice la canción.

Y NO OBSTANTE que ayer allá en México EMILIO LOZOYA AUSTÍN, haya rendido su declaración ante la Procuraduría General de la República, por los presuntos delitos de peculado, lavado de dinero, cohecho, uso indebido del servicio público y hasta delitos electorales, fíjense bien “ninguna autoridad le hará nada”, porque el que ordena paga a los procuradores de justicia y a los juzgadores y por tanto, el generoso sacerdote político, no eclesiástico,  habrá de ordenar lo conducente y por esta razón, “Lozoya estará bien librado” de la acción penal, tema que Lozoya, ha venido enfrentando, pero como todo buen subalterno, “tiene que aguatar vara” y quedarse callado y no delatar a sus cómplices.

POR LO PRONTO, de acuerdo al nuevo sistema de justicia penal, “las faltas o delitos” en qué, presuntamente incurrió EMILIO LOZOYA AUSTIN ex director de PEMEX, no ameritan prisión, es decir ingreso a la cárcel, cuya cuestión, es la prueba fehaciente de que, contra el ex director de Pemex, “nadie podrá atreverse a mover ni un solo dedo”, lo que por obviedad, sucederá y esta mega-tranza de soborno a la empresa brasileña ODEBRECH, (a cambio de contratos millonarios en dólares) irá quedando en el olvido, como otros muchos casos de corrupción que, por el paso del tiempo, finalmente prescriben esta clase de acciones judiciales.

Y COMO PARTE “del circo, maroma y teatro” de esta clase de escenas, resulta que ayer al comparecer Emilio Lozoya ante la Procuraduría General de la República, por lo pronto “se ajustó al 20 Constitucional”, a cuyo juicio irá dándosele largas, como siempre sucede, porque sépase y entiéndase que, “todo político que respete con lealtad las normas de corrupción e impunidad”, instrumentadas estas por el corrompido sistema gubernamental mexicano, jamás será objeto de la aplicación de la ley.  Y como premio, naturalmente, Lozoya Austin, podrá disfrutar de los millonarios recursos ganados por haber sido uno más de los generadores de negocios alternos que, originan muy jugosas ganancias.

POR TAL MOTIVO, “LA TRANZA” consumada por el ex director de PEMEX Emilio Lozoya Austin, consistió en dar el visto bueno al proyecto de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, ubicada Tula. Y aunque el delito de peculado esté debidamente configurado, por haber otorgado contratos de obra pública a la multinacional ODEBRECH de Brasil, a cambio del soborno de los 10 millones de dólares, tengan la seguridad de que, él o los interesados del sistema, buscarán argumentos legales para desvanecer este delito tipificado en el código penal del país, pero “como todo está hablado” y por supuesto arreglado, “por la previa consulta gubernamental”, repito y reitero, “no pasará nada”.

LO CIERTO de todo esto es que, “el tema o problema de PEMEX y su ex director Emilio Lozoya, tiene que salir a la luz pública, con el fin de irle dando el seguimiento acostumbrado a los negocios de operaciones ilegales y a estas, “VAYAN DÁNDOLES EL RESPECTIVO CARPETAZO”, para que todo quede aclarado, como aclarado está “lo de los pasivos de la CFE y de propio PEMEX, pasivos que han pasado a ser parte de la deuda pública del Gobierno Federal, deuda que por supuesto, tendrá finalmente que pagarse con los dineros del pueblo mexicano, detalle que indigna e inconforma, pero nadie en lo absoluto podrá hacer algo, para que al aplicación de la ley sobre estos temas de corrupción en México, se ejerza en apego a lo que la misma establece, pero todo quedara en la nada y si no “pal baile Vamos”.

Y SI AL LÍDER petrolero CARLOS ROMERO DESHCMPS, “no le hacen nada” pese a ser uno más de los emblemas de corrupción e impunidad en México, por ser todo un potencial bandido, saqueador y vividor del erario público, EMILIO LOZOYA AUSTIN, comparado con Romero Deschamps, “es todo un niño de kínder”. Pero en fin “el tiempo para este tipo de escenario de corrupción, es el mejor factor”, porque finalmente, es el que para todo, os da la razón.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

Share this...

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *