Bartlett y López Gatell

PALACIO

Por Mario Díaz

Bartlett y López Gatell

-Los “rockstar” de la Cuarta Transformación
-Ambos estimaron “pequeños errores de cálculo”
-“Ataques de neoliberales” los inmuniza con AMLO

A PESAR de las críticas y cuestionamientos de personas conocedoras del tema, todo hace indicar que nada ni nadie podrá influir negativamente en el ánimo del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR respecto a dos piezas importantes de su gabinete: MANUEL BARTLETT DÍAZ, director de la Comisión Federal de Electricidad, y HUGO LÓPEZ GATELL, subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud.
A BARTLETT DÍAZ se le responsabiliza por la inundación de municipios de los estados de Tabasco, Veracruz y Chiapas como consecuencia del desfogue de la presa Peñitas, lo que el Jefe de la Nación consideró como “un error de cálculo”, argumentando, además, que decidió inundar zonas con población marginada (pobres) antes de anegar la ciudad de Villahermosa.
LÓPEZ GATELL es cuestionado por la “cifra catastrófica” de 60 mil muertes por Covid-19 que estimaba, tomando en cuenta que la estadística está a punto de llegar a los 100 mil y con altas probabilidades de incrementarse a 160 mil si la pandemia no es controlada durante los primeros seis meses del año próximo.
Técnicos en sistemas hidráulicos consideran que el personal de la CFE evaluó equivocadamente el pronóstico de precipitaciones pluviales de alta intensidad en el sureste mexicano y la capacidad de las cuatro presas en aquella región: La Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas que dan vida a otras tantas plantas hidroeléctricas. El desfogue de Peñitas provocó el desbordamiento de ríos y afluentes, dejando como saldo 27 personas muertas y 230 mil damnificados.
En el tema de salud, expertos en la materia han cuestionado la labor del encargado de manejar la estrategia del gobierno federal contra la pandemia del siglo. Minimizar el resultado de las pruebas rápidas y concentrar esfuerzos para no saturar el sistema hospitalario para magnificarlo políticamente, es lo menos que ex secretarios de salud han opinado respecto al manejo de ese grave problema a nivel mundial.
Lejos de escuchar y ponderar opiniones y tecnicismos, a MANUEL BARTLETT DÍAZ le causa hilaridad la tragedia que viven miles tabasqueños, veracruzanos y chiapanecos; mientras que a HUGO LÓPEZ GATELL ni siquiera le llama la atención la opinión de voces calificadas en materia de salud pública.
Para bien o para mal, dependiendo del cristal con que se observe, tanto uno como el otro tienen el total respaldo del jefe del Ejecutivo Federal quien, a su vez, califica como ataques injustificados de los “neoliberales” a quienes solo aportan criterios, opiniones y posturas con base en conocimientos y experiencia.
Por cierto, no obstante que parece ser la luz al final del túnel, la realidad es que las vacunas contra la enfermedad Covid-19 no serán aplicadas en el corto plazo. Con todo y que el problema de pesos y centavos está resuelto, de acuerdo a la secretaría de Hacienda, el problema estriba en la red refrigerante de -70 grados centígrados que requiere el fármaco de Pfizer, pero el problema se reduce con los -20 grados Celsius que requiere la vacuna de Moderna.
La empresa Pfizer, de Estados Unidos; AstraZeneca, de Inglaterra; y CanSino con la alianza de Canadá y China suministrarán el medicamento antiCovid. Sin embargo, en opinión del subsecretario HUGO LÓPEZ GATELL, la red refrigerante que garantice la temperatura necesaria que requieren las vacunas es obsoleta en la república mexicana.
Datos estadísticos revelan que el día primero de agosto se registró el “pico” de contagios por coronavirus. En aquella ocasión, 9 mil 556 ciudadanos resultaron infectados. Actualmente, sin que tenga que etiquetarse como la “segunda ola”, el relajamiento de las medidas sanitarias ha incrementado los contagios a casi 6 mil, a pesar de que en algunas fechas la estadística diaria descendió a poco más de 3 mil.
DESDE EL BALCÓN:
I.-A juzgar por lo publicado en su columna Serpientes y Escaleras de SALVADOR GARCÍA SOTO, el programa anticorrupción no ha llegado a las aduanas fronterizas, ahora bajo resguardo militar.
De acuerdo a los datos del reconocido columnista, diariamente se introducen al país 3 mil 100 pipas cargadas con gasolina y diésel por los puertos de entrada en ciudad Reynosa con 2 mil; por Matamoros pasan ilegalmente 700 pipas; y 400 por Nuevo Laredo.
La “derrama” es de 4 mil dólares por pipa y la mitad se queda entre el personal mayor, intermedio y menor de las Aduanas, y el resto entre los “importadores”.
Los malos funcionarios aduaneros de la Cuarta Transformación provocan millonarias pérdidas económicas a Petróleos Mexicanos y a la secretaría de Hacienda, a pesar de que disminuyó el robo de carburantes en las líneas de distribución.
¿Será acaso que se trata de más de lo mismo?
II.-Como consecuencia de las diferencias partidistas de origen, en la esquina noreste tamaulipeca se dará una batalla electoral pocas veces vista. Panistas y morenistas se darán hasta con la cubeta una vez iniciadas las campañas proselitistas.
Claro, claro, claro: además del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) se da como un hecho de que el Poder Judicial influirá en la justa eleccionaria.
Ni hablar.
III.-El retiro de cargos al general SALVADOR CIENFUEGOS por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos es, sin duda, un tema que originará distintas vertientes en su interpretación. En vía de mientras, la 4T y la “era Trump” pasarán a la historia.
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

Share this...

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *