Coronavirus, el boicot de todos…

El debate equis…     

J. Eleazar de Ávila…

Coronavirus, el boicot de todos…

Estoy seguro que en todos los idiomas, el proverbio árabe de que los seres humanos “somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras”, es una verdad que especialmente debemos comprender a cabalidad, si nos dedicamos al deporte más terrible de todos, el poder y sus conexos.

Digo sin ofender, habrá quien piense que escalar montañas, la esgrima, el futbol, el buceo profundo o el beisbol lo es, pero no. Juego de canicas, nunca comparada con la política, que es mucho más intensa y en su operación las personas mueren por millones.

Ejemplo de nuestros días es la Pandemia del Coronavirus, donde la mayoría de los gobiernos – Continente Americano en particular- , han gestionado este virus de manera tan perniciosa que lo que han dejado de hacer y expresan ha sido muy grave para sus naciones.

En el mundo vamos que volamos para el millón de muertos y los 30 millones de contagios. Mientras que en México, más de 71 mil y avanzamos para el millón de contagios, aun cuando las autoridades dicen de manera terca e irresponsable que “ya domamos la pandemia”.

El por qué aporrear la verdad de esa manera y talante, no lo podemos comprender, pero es evidente que cuando los  gobiernos locales, en particular la Alianza Federalista,  demandan un ajuste de estrategia y la salida del titular administrador de la pandemia, tienen sobrada razón.

El desdén de origen sobre el coronavirus, tendrá seguramente consecuencias políticas, pero no sabemos aun de que forma,  y si éstas inciden directamente en las elecciones intermedias del 2021.

Sabemos que existe un enorme socavón en la educación nacional y que todo lo que sale del poder central tiene un fuerte eco en los ciudadanos mexicanos que hasta agradecen la pobreza.

(No en balde le quieren hacer una estatua a El Chavo del Ocho, quizá el mejor programa que fue generado, respaldado para bajarle dos rayitas a los vientos de libertad que se asomaron en la década de los sesentas).

Pero esa es otra historia, el asunto es que tan mal nos va, que la autoridades ha tenido que decir que de plano existe un boicot un sabotaje frente a la “exitosa” gestión que solamente ellos y sus aliados ven. Y sí, es probable que tengan razón, pero lo que en objetividad podemos decir, es que boicot y/o sabotaje empezaron desde el gobierno federal.

Tirado en el subsuelo de la política “para que lo levante”,  el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell de plano ha dicho algo que para mi es histórico, lean ustedes. “De manera inocente pensé que habría generosidad humana, pero se han pasado saboteando el esfuerzo del gobierno y la sociedad para controlar la pandemia”.

Y no es la primera vez que Gatell es rehén de sus palabras: Nadie, solamente él fue el que afirmó que el “cubrebocas simple no sirven para protegernos” de Covid-19 (28 de febrero).

Nadie solamente él expresó que  “en escenario muy catastrófico que podría llegar a 60,000” y ya vamos por encima de las 70 defunciones por Covid-19 y justamente nadie, solamente él, agredió a los especialistas.

Y es que no se les puede restar valor a los  6 ex secretario de salud que establecieron un programa emergente para aminorar los efectos de la pandemia.  Y sin embargo, Gatell quien suponemos se piensa eterno en el cargo, no dudó en afirmar de los ex funcionarios:

“Resolvieron la pandemia de 6 a 8 semanas sería de gran valor daría lugar a una patente… si hay una fórmula tan innovadora sería bueno que lo hubieran presentado en marzo … hablando de fórmulas mágicas… estos ilustrados…”.

Una arrogancia que solamente cura el tiempo… y aguas con el aterrizaje…

Pero si no le cree a sus colegas, veamos qué han hecho en otras partes, por ejemplo en Japón donde existe la llamada Regla de las Tres C: Closed spaces (espacios cerrados), crowded places(lugares con mucha gente) y close-contact settings (situaciones con contactos cercanos).

Igual mantienen la regla de las Tres M, que obliga a Usar Mascarilla,  promover la  higiene exhaustiva de Manos y  el Mantenerse al menos 1,5 metros de distancia de la otra persona.

No soy malinchista, pero si se vale esta vez sí. No aquí la promoción de la salud  tiene muchos huecos, los ejemplos negativos de nuestro Jefe de Estado son terribles, el conflicto de federación y estados es muy lamentable y entendemos no debería de existir si quien comanda la nación atiende o debería atender la Constitución.

Pero bueno, el civismo como le conocimos hasta antes de la década de los setentas descansa en paz. Que esa es otra historia, ya ampliamente comentada en nuestras colaboraciones.

Noveno Piso.- “Lo peor de la ignorancia..es que.. a medida que se prolonga, adquiere confianza”. Anónimo

18 pendientes…  Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila

 

Share this...
Total Page Visits: 138 - Today Page Visits: 2

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *