De nada le servirá Lozoya a la 4-T

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

DE NADA LE SERVIRÁ LOZOYA A LA 4-T

  • PURO “CIRCO, MAROMA Y TEATRO” EN RÉGIMEN FEDERAL 

LO QUE realmente, se plasma en el caso del ex director de Pemex, es que, “Emilio Lozoya Austin, a la 4-T, de nada le servirá”, si es que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pensaba o creyó que, con la captura de Lozoya en España, su gobierno, “daría un golpe certero a la corrupción”, como con bombo y platillo lo venía presumiendo, pero eso no sucederá, porque desde el punto de vista legal o jurídico, “el caso de Ricardo Odebrecht, ya ha prescrito”, porque ya han transcurrido 8 años. Sin embargo, si dará pie para que en plan mediático, “AMLO, siga hablando ante los medios” sobre los emblemas de corrupción e impunidad de los gobiernos pasados, cuyos flagelos, también predominan en el actual régimen federal y ejemplos de ello, hay muchos. Pero de eso, “el Presidente no habla y sería bueno lo hiciera”.

POR PRINCIPIO de cuentas, Emilio Lozoya se amparó y ganó el amparo, porque al prescribir los delitos contra el dueño de la empresa brasileña Odebrecht, en lo legal, “ya no hay delito que perseguir”, cuyo amparo, recordemos, fue promovido por el ex director de PEMEX en el 2018, cuyas acusaciones fueron presentadas en la FEPADE,  cuando Santiago Nieto, fungía como Sub-procurador y, tan mal orientados andan los del Gobierno de la Cuarta Transformación (o bien lo saben) que, lo de la acusación, “se trataba de un delito electoral”, en el cual se aducía que, “Odebrecht, había sobornado” a Senadores, Diputados y a funcionarios de la Fiscalía Electoral, para apoyar la campaña del ex Presidente Enrique Peña Nieto, cuyo tema central es del dominio público, porque el Presidente López Obrador, lo anduvo y lo ha seguido cacaraqueando a donde quiera que va”. Pero lo evidente, es que a la 4-T, “el tiro les ha salido por la culata”.

SIN EMBARGO, suponemos que la FGR, puede actuar contra Emilio Lozoya, por lo de los Nitrogenados, (lo que sospecha está negociado), donde se aduce hubo un sobre pecio y de igual forma, podría actuarse contra el ahora detenido Lozoya, por lo de la compra de un artillero. Pero debe quedar claro que, el peculado y el fraude, no eran delitos graves cuando estos fueron consumados, cuyos delitos, son los únicos, por los que, el Gobierno de la 4-T, actuaría contra el Ex director de PEMEX, pero saldría en libertad bajo fianza. Pero eso, tampoco sucederá, porque “a Lozoya lo trajeron de España en avión privado” y, en lugar de “traerlo esposado” como todo vil delincuente e internarlo en la cárcel, “lo mandaron descansar a un hospital privado” y peor aun, la FGR, “ya lo tiene considerado como testigo protegido”, con lo que, se vislumbra que nada le harán y por tanto, esto más bien me parece “un verdadero circo, maroma y teatro”.

Y SI LA IDEA del Presidente López Obrador, “era la de utilizar los videos y audios” que Emilio Lozoya tiene en su poder, para “en plan de venganza” actuar contra los involucrados en los sobornos, “se va a quedar con las ganas”, de actuar contra sus adversarios políticos, al verse imposibilitado porque, repito, “el delito de corrupción por lo de los sobornos a funcionarios, ya ha prescrito”. Y en el caso de que, AMLO, hubiese tenido la opción legal, para proceder penalmente, “no solo tendría que actuar contra ex senadores y ex diputados federales”, sino también “contra mismos integrantes de su gabinete presidencial”, entre ellos Rocío Nahle, Miguel Barbosa Gobernador de Puebla, así como contra Manuel Bartlet Díaz y un hermano del Senador Monreal que era Diputado, pero “eso ya es historia”. Y nada pasará en este tenor. Pero téngase la certeza que, “en las mañaneras”, el Presidente Andrés Manuel continuará mediáticamente, hablando contra los corruptos, esperando escuchar que, “HONESTAMENTE SEÑALE A LOS DE CASA”, porque aunque lo niegue el mandatario mexicano, “la 4-T también está plagada de corruptos y mercenarios”.

AHORA BIEN en el caso de Odebrecht, éste gobierno, bien podría haberle fincado delitos de corrupción y otros al ex Presidente Enrique Peña Nieto y al ex Secretario de  Hacienda Luis Videgaray, por haber recibido presumiblemente sobornos, para la campaña de Peña, pero eso ya es cosa del pretérito o pasado, porque simplemente, “por un delito que ha prescrito” no se les puede enjuiciar a los involucrados, cuyo detalle deja entrever que, al Presidente López Obrador, nada bien le han salido sus dolosos propósitos de venganzas, con los que, “pensó congraciarse” con el pueblo, pero su objetivo, no podrá verlo cristalizado.

PARA CONCLUIR, les diré que, lo malo es que, en su Gobierno el Presidente Andrés Manuel, “seguirá teniendo a reconocidos corruptos” como los mencionados y, tengan la seguridad que, ahí los seguirá manteniendo, cuya actitud me parece inexplicable, porque si López Obrador, “se ha declarado como enemigo de la corrupción”, lo obvio es que, “cese o saque de su equipo a los corruptos” como Rocío Nahle, Manuel Bartlet, Zoe Robledo y a otros muchos políticos más que, están señalados como “delincuentes de cuello blanco” y forman parte de “la nueva mafia del poder”, eso el Presidente AMLO lo sabe y, por su propio dicho, está obligado a cesarlos, pero con todo respeto, no lo hará, a pesar de que, esos potenciales delincuentes políticos, son parte y esencia de la corrupción en su gobierno

Por hoy es todo y hasta mañana es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

Share this...

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *