Francisco López deja sus cargos en Petronic y Eniminas tras ser sancionado por EE.UU.

Francisco López deja sus cargos en Petronic y Eniminas tras ser sancionado por EE.UU.

Es considerado el hombre fuerte detrás de los negocios de la familia Ortega-Murillo

 Lucydalia Baca Castellón

A menos de una semana de haber sido sancionado con la Ley Global Magnitsky, Francisco López Centeno, tesorero del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) renunció a sus cargos de presidente de las juntas directivas de Petróleos de Nicaragua (Petronic) y de la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas), en esta última ostentaba el rango de ministro.

A través de acuerdos presidenciales publicados en el diario oficial La Gaceta, de este martes 10 de julio, el presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega aceptó la renuncia de López Centeno a ambos cargos.

En la misma edición de la Gaceta se publican también los acuerdos presidenciales que nombran al mayor general retirado,  Ramón Humberto Calderón Vindell en sustitución de López Centeno, en la presidencia de Petronic y también en la de Eniminas.

El eterno tesorero del FSLN

López Centeno, acusado de corrupción y violaciones a los derechos humanos fue sancionado el jueves pasado por el  Gobierno de los Estados Unidos por medio de la Ley Magnitsky. Junto a él, recibieron la misma sanción el comisionado general Francisco Díaz, director de facto de la Policía Nacional y consuegro de Ortega y Fidel Moreno, secretario político del Frente Sandinista en Managua.

López Centeno ha sido por años el  tesorero del FSLN y como vicepresidente de Alba de Nicaragua (Albanisa) administrador local de la cooperación venezolana que durante los años de auge se estima que proporcionó a Nicaragua más de 3,600 millones de dólares, que fueron administrados discrecionalmente por Ortega y sus allegados.

“Ha sido acusado de utilizar su posición en beneficio propio y el de su familia, al usar compañías de su propiedad para ganar contratos con el gobierno”, afirmó la portavoz del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Dicha ley autoriza al presidente de Estados Unidos a cancelar visas, congelar bienes y activos a personas extranjeras responsables de graves violaciones a los derechos humanos y a funcionarios asociados a casos de corrupción.

Los efectos de la sanción

Los activos que los sancionados poseen dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos quedan bloqueados, sus visas canceladas y los ciudadanos estadounidenses no pueden realizar transacciones con los implicados, que pasan a integrar la lista de la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros), conocida como la lista negra. Se trata de una muerte financiera.

Si te resulto interesante siguenos y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *