Gobierno cubano critica decisión de EE.UU. de reducir personal de la embajada

Gobierno cubano critica decisión de EE.UU. de reducir personal de la embajada

El Gobierno cubano consideró que la decisión de Estados Unidos de hacer permanente la reducción del personal de su embajada en La Habana “responde a motivaciones políticas y no tiene […]

El Gobierno cubano consideró que la decisión de Estados Unidos de hacer permanente la reducción del personal de su embajada en La Habana “responde a motivaciones políticas y no tiene relación alguna con la seguridad de sus funcionarios”.

El director para Estados Unidos del Ministerio cubano de Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, afirmó en varios mensajes a través de su cuenta de Twitter que “es falso que el personal diplomático de la Embajada esté o haya estado en riesgo”.

“Es falso que se haya permitido en Cuba o que pueda haber ocurrido en Cuba por parte de alguien alguna acción deliberada contra diplomáticos de los Estados Unidos”, insistió.

Hace seis meses, el Departamento de Estado tomó la decisión de recortar su personal destinado en Cuba como respuesta a unos presuntos ataques a la salud de sus diplomáticos, aunque todavía se desconoce el origen y se sigue investigando.

La reducción del personal diplomático en La Habana afectó a los cubanos que quieren reunificarse con sus familias en Estados Unidos y ahora tienen que hacer los trámites en la embajada estadounidense en Colombia. Las visas de turismo se solicitan en las oficinas diplomáticas de Estados Unidos en otros países.

La decisión de EE.UU fue anunciada dos días antes de que expire la orden de salida del personal no esencial emitida en septiembre del año pasado por los supuestos ataques que sufrieron 24 de sus funcionarios en la isla.

El 5 de marzo entrará en vigor un “nuevo plan permanente de personal” por el que la embajada “continuará operando con el mínimo personal necesario”, “similar al nivel de personal de emergencia mantenido durante la orden de salida”, indica un comunicado del Departamento de Estado.

El pasado 29 de septiembre, Washington ordenó la salida del personal no esencial de su embajada en La Habana (el 60 % del total) debido a los supuestos ataques sufridos por sus funcionarios -y sus familiares- en la isla.Desde entonces, la embajada funciona con menos de una decena de funcionarios -a los que se suman los empleados locales-, solo atiende trámites de emergencia y ha congelado la concesión de nuevas visas.

Las relaciones entre los dos países pasan por un momento muy delicado porque Washington acusa a La Habana de saber quién perpetró entre noviembre 2016 y agosto de 2017 los supuestos ataques a sus funcionarios -y sus familiares- y no decírselo, además de no haberlos protegido adecuadamente. El Ejecutivo cubano lo niega.

Durante meses, Washington calificó esos ataques de “sónicos”, pero en una audiencia en el Senado el pasado 9 de enero el Departamento de Estado admitió por primera vez que no tenía certeza de que se tratara de agresiones acústicas.

Si te resulto interesante siguenos y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *