Hipódromo Político

Hipódromo Político

EL MIEDO NO ANDA EN BURRO… ¡SE QUEDÓ EN MISSION!

Por Carlos G. Cortés García

Un día difícil, muy complicado en materia de seguridad, vivió la ciudad de Reynosa este miércoles. El tema no es nuevo. De hecho, tiene muchos años que este problema ronda en la fronteriza ciudad. Pero lo que hoy quedó claro es que la primera autoridad municipal actuó bajo aquella premisa de “más vale una gloriosa huida que una apasionada entrega”. Y entonces Maki, hoy no vino a trabajar. Se tomó el día libre y se quedó en su lujosa residencia de Mission, Texas.

 

Y precisamente este día vino a mi memoria la imagen de la hoy alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez, cuando era candidata y recordé un promocional de su campaña política cuando buscaba la presidencia municipal, en donde, textualmente, argumentaba: “esta ciudad está imposible, si te gusta como está, si te gustan estas balaceras, si te gusta el peligro en el que vivimos y en el que nos tienen las autoridades, vota por lo mismo. Si no, ¡vota por Maki Ortiz!”.https://www.youtube.com/watch?v=53rfVeTk4mw&feature=youtu.be

www.youtube.com
¿Reynosa votó por un cambio?

 

Y precisamente ahora, miles de reynosenses que creyeron en sus promesas, en su capacidad, en su honestidad, y le dieron el “voto de confianza” a la chihuahuense, hoy están arrepentidos como de sus pecados, y largo se les hace el tiempo para que Maki deje el cargo en el que ha defraudado la confianza de la ciudad. Poca obra, obra mal hecha, obra muy cara y, sobre todo, obra que no sirve para nada. Como ejemplo le dejo la remodelación de la calle Oaxaca, la famosa Calle del Taco, que ha sido un barril sin fondo, dinero a raudales tirado a la basura, porque esa obra como la hicieron es inoperante, es absurda y contra la voluntad de los comerciantes del citado sector.

Y así como esa mala obra, cara y no consensada con los vecinos, le puedo mencionar algunos pobres proyectos más. Pero los problemas más críticos que vive la ciudad, aparte de la falta de obras, es la inseguridad, es la paupérrima recolección y disposición final de la basura, el mal olor que vive Reynosa todos los días y por todas sus zonas, la quema de los residuos sólidos en los tiraderos a cielo abierto de la ciudad, las anacuas y los calabazos, la inconmensurable cantidad de baches que afectan a las calles y a los automóviles que circulan por esas calles, la oscuridad, los caídos a lo largo y ancho del municipio y la falta en calidad y cantidad de agua potable para consumo humano. Reynosa es, bajo la administración de Maki, una desgracia.

 

Además, la corrupción, el nepotismo y el abuso de Maki y de su familia, quienes se están sirviendo con el cucharon con cargo a los bolsillos de los contribuyentes de Reynosa.

 

El caso es que hoy, y no es la primera vez, y al conocer el desorden que vivía Reynosa, de inmediato, Maki canceló su agenda de trabajo y se tomó el día para evitar las circunstancias difíciles que los ciudadanos de a pie, los simples mortales, tienen que padecer. Ni Maki ni su familia saben lo que eso significa. Ella vive en Mission, ella, su hijo Carlitos y su esposo Luis Carlos viajan en camioneta blindada, con seguridad personal. Sin embargo, este día, quedó claro con todas y esos beneficios que el poder le ha dado, el miedo no anda en burro y no anda porque el miedo se quedó este día en Mission. Ello le da la idea del compromiso real, de la solidaridad de Maki con el ciudadano común cuando suceden estos acontecimientos. Y le cuento que no es la primera vez, porque el año pasado ya hubo otra ocasión que hasta proceso legal se le abrió a la señora alcaldesa debido a su incapacidad por asumir su responsabilidad legal.

 

Y le cuento. Durante los enfrentamientos del 3 y 4 de mayo de 2017, y en diversas entrevistas a medios de comunicación nacionales, la alcaldesa dijo que “esta situación ya es muy extrema para la ciudadanía y lamentablemente el municipio no cuenta con los elementos policiacos ni los recursos para hacer frente a la situación de violencia que se registra en la ciudad.  La verdad –dijo Maki- es que no contamos ni con un chipote chillón”. En esa ocasión Maki tampoco vino a Reynosa al saber de la situación que vivía la ciudad. Y ello da una idea de que ya se está haciendo normal que para Maki el miedo no anda en burro.

 

PD. 1. Por lo pronto, y por algo que no sabemos pero que ella si, Maki Ortiz Domínguez se amparó para que no la detengan, bajo el expediente 55/2018, amparo solicitado apenas este martes 23 de enero de este 2018. Y por lo pronto le dieron la suspensión del acto reclamado, lo que significa que hasta que el amparo no se resuelva no la pueden detener. Cabe mencionar que por razones de secrecía judicial, no se hace pública en la lista de acuerdos del juzgado la razón por la cual se solicitó dicho amparo. El miedo no anda en burro.

 

PD. 2. Y luego dicen que no hay abusos. En la colonia El Olmo hay tres invasiones, personas que irregularmente se apropian de terrenos que no son suyos, y el Ayuntamiento de Reynosa anda vendiendo cartas de posesión de tenencia de la tierra. El costo de estas cartas es de entre 500 y 100 pesos y ello pone en aprietos al Gobierno del Estado, porque cuando se quiere poner orden en este tema, en lugar de poder resolverlo de manera no tan complicada se vuelve un nudo gordiano. Por lo pronto, Javier Pérez, funcionario de Tenencia y Regularización de la Tierra del municipio, dice que trae órdenes de “muy arriba” de vender el mayor número de cartas de posesión, por aquello de llenar el cochinito  para dedicar ese recurso al bono de marcha.

 

PD. 3. ¿Será cierto como se rumora que el Ayuntamiento de Reynosa a cargo de Maki Esther Ortiz Domínguez, está despidiendo a mucho personal en la COMAPA y en el Ayuntamiento? ¿Será que la razón es que quieren dejar al Ayuntamiento operando con el menor número de trabajadores, por aquello del “año de Hidalgo”?

 

PD. 4. ¿Será cierto como se rumora que el Ayuntamiento de Reynosa anda con la guadaña en mano amenazando a los deudores del impuesto predial de que si no pagan habrán de embargarles sus propiedades? ¿Será capaz la administración municipal de llegar a ese extremo? Deberían de ponerse a pensar que los ciudadanos no son tontos y jalan y pagan cuando están seguros de que su dinero se va a dedicar al sostenimiento de la ciudad y cuando están ciertos de que su dinero no se va a cuentas personales, sean en pesos o sean en dólares. Y en este caso, en el Ayuntamiento de Reynosa, todo indica que el recurso se va a cuentas personales.

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg

Si te resulto interesante siguenos y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *