OPINIONREGIONALREYNOSA

“Juan Diego y Maki, ante la fiscalía anti-corrupción

T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

“JUAN DIEGO Y MAKI, ANTE LA FISCALÍA ANTI-CORRUPCIÓN”

QUIEN DE “Ipso facto”, ha quedado a disposición de la fiscalía Anti-corrupción” es el ex alcalde de Río Bravo, JUAN DIEGO GUAJARDO ANZALDUA, porque éste, “no dejó ningún informe” sobre sus manejos financieros en los archivos de la Tesorería Municipal, por lo que, al no dejar comprobante alguno sobre ingresos, egresos y partidas anuales presupuestales, enviadas al municipio por la Federación y el Estado, eso “pone en serio aprieto judicial” al ex Presidente Municipal, quien por cierto, “viento en popa”, ya se anuncia como quien “para la siguiente ronda electoral, buscará nuevamente la alcaldía.

LA AUDITORÍA SUPERIOR del estado, ha definido que, Juan Diego Guajardo, es uno de “los más enlodados” por la serie de irregularidades financieras que consumara como primera autoridad municipal, motivo por el que, Guajardo, hábilmente, prefirió no dejar ninguna evidencia de sus gastos, para evitar que, “la ASE, obre en su contra”, pero desde el momento en que “dejó en blanco” los archivos de la Tesorería, esto confirma que, el ex edil riobravense, sabe que no hizo un honesto manejo de los recursos del pueblo, recursos que tendrá que regresar o bien “tendría que exiliarse en el vecino país” para evitarse la acción de la autoridad judicial.

HAY QUE HACER hincapié para señalar que, la Auditoría Superior del Estado, al finalizar las revisiones de las cuentas públicas en los 43 municipios de Tamaulipas, ha dejado en claro que de por medio “andan volando” poco más de 3 mil 400 millones de pesos, entre cuyos manejos irregulares de la lana de los pueblos,  está el referente al Ayuntamiento 2016-2018 que, precisamente, presidió Juan Diego Guajardo en Río Bravo, quien desde que perdió la elección con el actual edil Carlos Rafael Ulivarri López, “no se ha dejado ver para nada”.

PODRÍA decirles que, otros muchos municipios, han sido objeto de “observaciones financieras”, cuyas inconsistencias fueron corroboradas por la ASE, pero en el caso de Río Bravo, Juan Diego, repito, para intentar, que las autoridades no tengan evidencias de los saqueos millonarios consumados por él, decidió inteligentemente, “no dejar en Tesorería documentos comprometedores” con los que lo puedan juntar, pero desde el momento en que, “no dejó archivos,” Guajardo Anzaldua, está obviamente, “entre la espada y la pared” y por ello, no se duda que,  el ex edil riobravense, será unos de los que, “serán llamados al banquillo de los acusados” y sino pues “el tiempo os dará la razón”.

MAKI ORTIZ TRAE MUCHA COLA, “PORQUE NO LE CUADRAN 513 MILLONES”

OTRO ALCALDE que trae mucha cola, es nada menos que la Dra. MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ aquí en Reynosa, porque a esta “no le cuadran 513 millones de pesos” que está obligada a justificar, ya no ante la Auditoría Superior del Estado, sino ante la Fiscalía Anti- corrupción, porque el caso de ella como de otros muchos Presidentes Municipales de Tamaulipas, ya están en manos de la referida dependencia judicial.

PARA ELLO, les diré que la ASE, encontró alrededor de 62 observaciones financieras irregulares en la rendición de cuentas de la alcaldesa de Reynosa Ortiz Domínguez, la que, “si no tiene cola que le pisen” no tendrá problema judicial alguno, pero en caso de que esta mujer, no justifique “los presuntos saqueos millonarios”, tengan la certeza que la edil, tendrá que “poner tierra de por medio”. Presumiéndose que, el marido de la alcaldesa Carlos Peña Garza, también anda involucrado “en la escandalosa balanza de desvíos financieros”, motivo por el que, de justificarse la participación del cónyuge de la Presidente Municipal en los faltantes de dinero público, éste, también podría ser objeto de la acción penal.

Y SI LA Auditoría Superior del Estado, ha terminado ya las meticulosas revisiones de las cuentas públicas de los Ayuntamientos de los años 2016-2017, esto habla de que, “a los presuntos saqueadores en este caso Juan Diego Guajardo Anzaldua de Río Bravo y Maki Esther Ortiz Domínguez de Reynosa, “no escaparan de ser llamados ante la ley”, para que hagan saber que destino le dieron a los millones de pesos que “no cuadran en sus manejos financieros” presentados ante la referida dependencia estatal. Cuya situación es muy crítica para ellos. Y por tanto, “téngase la certeza que, estos supuestos responsables”, no están salvados del proceder penal. Salvo que justifiquen con honestidad y transparencia que hicieron con los dineros del pueblo, dineros que, seguramente, enviaron a alguna cuenta bancaria, al menos es lo que se sospecha.

PARA CONCLUIR, es importante hacer hincapié para señalar que, “los alcaldes no son los dueños de los dineros que manejan en los Ayuntamientos” y si se lo gastan para su provecho personal, eso es incurrir en un delito, delito que tendrán que pagar o al que tienen o deben responder ante las autoridades del Poder Judicial y en ese patético entorno, se encuentran hoy el ex alcalde de Río Bravo Juan Diego Guajardo Anzaldua y la controvertida alcaldesa de Reynosa Maki Esther Ortiz Domínguez, los que quieran o no “serán sentados en el banquillo de los acusados ante la Fiscalía Anti corrupción.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

Horizonte de Matamoros

Horizonte de Matamoros un medio independiente...