Llamado del Alcalde Mario para frenar el Covid-19

Llamado del Alcalde Mario para frenar el Covid-19

H. Matamoros, Tam. A riesgo de ser calificado de pesimista, tengo la impresión que en México vamos perdiendo la batalla contra del Covid-19, como consecuencia de una estrategia nacional fallida porque no hubo una adecuada planeación para enfrentar la pandemia, al grado vergonzoso que a finales de marzo, cuando se decretó la paralización de las actividades, el confinamiento de la sociedad, México apenas estaba comprando insumos y equipos para dar atención a los contagiados, cuando debió haberse hecho desde febrero cuando aparecieron los primeros casos y viendo los embates que ese virus estaba causando a Italia y España.

Frente a las dramáticas historias que conocíamos de España y Roma, en México el Presidente AMLO decía que el coronavirus no llegaba ni siquiera a influencia e invitada a los mexicanos a salir a las calles, darse bezos y abrazos.

Mientras España y Roma decidieron iniciar una apertura gradual y ordenas de las actividades económicas, cuando se desplomaron los contagios y los fallecimientos, en México se decidió hacerlo cuando los contagios se estaban disparando de pasar de 4 mil hasta los 5 mil, porque según el presidente, AMLO y el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, se había aplanado la curva de enfermos, en un claro reflejo de su profunda ignorancia.

Hoy México está teniendo en promedio desde hace más de una semana más de 7 mil contagios diarios, luego de brincar la barrera de los 6 mil, mientras que el Gobierno Federal con triunfalismo nos dice que la pandemia está domada. Los fallecimientos acumulados hasta ayer son 44 mil 876, cuando en la primera semana de mayo el Dr. López Gatell nos dijo que cuando mucho llegarían a 6 mil.

Hoy México ocupa el cuarto lugar en el mundo con más fallecimientos por Covid-19.

Otro problema de la fallida estrategia nacional contra el Covid-19 por parte del Gobierno Federal, provocó que los Gobiernos de los Estados decidieran emprender una ruta diferente, cuando se imponía unidad y coordinación para enfrentar ese mal, si realmente hubiera habido un liderazgo para emprender una cruzada nacional sustentada en bases científicas y no políticas, como tampoco espirituales.

En Tamaulipas como otras entidades, entre ellas Jalisco y Nuevo León, adelantaron el confinamiento de la sociedad y suspensión de actividades cerca de 15 días para cuando decidió hacerlo la Federación.

En Tamaulipas, el gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, dispuso la instalación de ocho hospitales con 40 camas para atender casos graves y muy graves de Covid-19 en los municipios más importantes. Y el Congreso del Estado le autorizó un crédito de 4 mil 500 millones de pesos para hacer frente a la contingencia, ante la falta de apoyos de la Federación, que lamentablemente fue bloqueado por el presidente AMLO a través de Hacienda que rechazó el aval.

Lamentablemente con la apertura de las actividades económicas en Tamaulipas a partir de los primeros días de junio, los contagios del coronavirus han ido en aumento, porque la sociedad no entendió que la apertura no significaba que hubiéramos salido de la pandemia y que se terminara la sana distancia y las medidas sanitarias de prevención.

Y el problema se agrava porque muchos tamaulipecos no creen en el coronavirus y no toman ninguna medida preventiva.

Con la apertura de la economía en Tamaulipas los contagios de coronavirus se empezaron a incrementar de 120 hasta llegar en la actualidad a un promedio de 350 diarios.

Ese exponencial incremento provocó que el Gobierno, en un intento por frenar los contagios, decidiera en la primera semana de julio nuevas medidas de prevención. Cierre de actividades no esenciales sábados y domingos, incluyendo los grandes almacenes y tiendas de autoservicio. Suspensión del servicio del transporte urbano y se mantuvo el hoy no circula.

Suspender actividades en parques públicos y el uso obligatorio de cubre bocas.

Lamentablemente, como expusimos aquí en esas fechas, sin sanciones, las medidas preventivas no se respetan. La gente sigue en los parques públicos, sale sin cubrebocas, muchos comercios no respetan las medidas sanitarias, ya que sus trabajadores no cuentan con cubrebocas, no ofrecen gel antibacterial y no hay quien los sancione para nadie, simplemente se les hace un llamado.

Hasta ayer Tamaulipas acumula 15 mil 608 contagios y 950 fallecimientos.

Si la tasa de contagio no se frena, para finales de agosto estaremos sumando unos 25 mil contagios, partiendo de 350 infecciones diarias promedio que traemos desde hace unas semanas y seguirán los fallecimientos.

Del total de contagios de Covid-19, siete municipios tienen el 88 por ciento de la población infectada. Los municipios, de acuerdo con la secretaría de Salud de Tamaulipas, con más casos son los siguientes:

Reynosa con 3 mil 231. Matamoros con 3 mil 99. Tampico 2 mil 365. Nuevo Laredo con mil 448. Ciudad Madero con mil 461. Ciudad Victoria con mil 272. Y Altamira con 985.

Llama la atención que Nuevo Laredo a pesar de ser frontera con Texas, no tenga tantos casos como Reynosa y Matamoros, dado que la vecindad con Texas, donde la pandemia esta descontrolada, es un factor que incide en los contagios, porque nuestro Gobierno Federal nunca atendió el llamado del Gobernador y de los Alcaldes para cerrar la frontera los viajes no esenciales procedente de los Estados Unidos.

Las cifras de contagios en Tamaulipas son para alarmarse, porque la tendencia es que sigan aumentando, lo que ya está poniendo en riesgos a los hospitales, donde no hay espacios para atender a los enfermos graves.

Ante esa realidad, el alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, ayer de nueva cuenta hizo un llamado a la población de Matamoros a respetar las medidas sanitarias para reducir los contagios del coronavirus.

El Alcalde reveló que Matamoros registra la etapa más difícil de la pandemia al presentarse un elevado número de contagios por semana, motivo por el cual hizo un llamado a la población a no relajar las medidas de seguridad sanitarias.

Mencionó que de acuerdo a datos que dan los hospitales, en esta frontera se están registrando hasta 500 casos semanalmente, algunos de ellos muy graves y otros casos leves, que son tratados en casa.

Ahorita estamos viviendo la etapa más difícil de la pandemia, por eso pedimos a la población que haga todo lo posible por respetar las medidas de seguridad sanitarias, aunque esto dijo, es una situación difícil porque 160 mil matamorenses aproximadamente tienen que salir a trabajar para llevar el sustento a su casa.

A todos ellos, el Presidente Municipal los exhortó al uso del cubrebocas, al lavado frecuente de manos y atender la sana distancia, como medida para frenar los contagios.

Mencionó que en estos momentos los hospitales enfrentan problemas para atender a pacientes adultos afectados con el contagio porque prácticamente están saturados.

Share this...
Total Page Visits: 50 - Today Page Visits: 4

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *