Los ríos y lagos de Estados Unidos están cargados de microplásticos, diminutos y contaminantes

8e06973fd6580cd3d040239aae3cea69

Según CNN, si se reunieran en un sitio todos las micropartículas de plástico que en un solo día son desechadas y acaban en los ríos estadounidenses ocuparían el equivalente a 300 canchas de tenis.

Son pequeñas, a veces incluso imperceptibles a simple vista, pero afectan ríos y lagos en amplias zonas de Estados Unidos con consecuencias ominosas para el medio ambiente: se trata de micropartículas de plástico que, en cantidades ingentes, se han acumulado por años en los cuerpos de agua del país.

Se trata de una contaminación de grandes proporciones, pero que muchas veces pasa desapercibida para el público en general. Pero, de acuerdo a expertos, es una amenaza grave para el medio ambiente, y por ende para la población, al grado de que el gobierno estadounidense determinó prohibir a partir de 2017 una de las fuentes de esa polución: las micropartículas plásticas presentes en productos de aseo y belleza personal que, en cantidades ingentes van a dar a los drenajes en Estados Unidos y, de allí, a los ríos y lagos del país.

Pero no es la única fuente de esos residuos. Como comenta el portal Quarz, los desechos plásticos de pequeño tamaño que no son contenidos en las plantas de tratamiento de aguas con el tiempo se fragmentan en partículas cada vez más pequeñas que se acumulan y no se eliminan del medio ambiente. Y se van concentrando de modo creciente, sobre todo en las vías de agua cercanas a las ciudades, pero también en el general de los ríos, lagos y mares.

Los microplásticos, presentes en productos de aseo y cosméticos, pero generados también de otras fuentes, son un grave contaminante. (Quarz)

contaminacion-b-de-agua1

Por ejemplo, ese portal cita que investigaciones científicas han identificado que 29 ríos que fluyen hacia los Grandes Lagos en seis estados están cargados de microplásticos, materiales que afectan la vida acuática e incluso pueden matar a muchas especies o interferir con su reproducción. Es incluso posible que esos plásticos, que pueden ser altamente tóxicos, lleguen incluso a afectar de vuelta a los seres humanos y se conviertan (si no es que ya lo son) en una amenaza a la salud pública.

El problema es grave en Estados Unidos pero se reproduce prácticamente en todo lugar del mundo en el que existe uso de plásticos y aditivos microplásticos en productos de consumo.

La  ley que entra en vigor el 1 de julio de 2017, aprobada con apoyo bipartidista el Congreso y promulgada por el presidente Barack Obama, prohíbe a fabricantes incluir partículas de menos de 5 milímetros de tamaño, usadas con fines de exfoliación o limpieza, en productos cosméticos y de aseo personal. A partir del 1 de julio de 2018 ya no podrán comercializarse productos que contengan esas micropartículas (salvo en el caso de que sean medicamentos, que tendrán un año más para ser retirados).

Por lo pronto, gran cantidad de cremas, jabones y pastas de dientes ya no podrán incluir esas partículas, que eran conducidas desde los hogares a través de los drenajes hasta canales, ríos, lagos y mares, donde se han acumulado de modo sustantivo.

Eso cortará una de las fuentes de microplásticos contaminantes, pero el problema es que esa contaminación persistirá (proveniente, por ejemplo, de textiles, lavadoras y hasta productos de pesca) y que la acumulación de microplásticos ya existente es prácticamente imposible de eliminar.

Según CNN, si se reunieran en un sitio todos las micropartículas de plástico que en un solo día son desechadas y acaban en los ríos estadounidenses ocuparían el equivalente a 300 canchas de tenis.

Share this...
Total Page Visits: 61 - Today Page Visits: 1

Horizonte de Matamoros

Docente en la Universidad Tecnológica de Matamoros Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *