Magda Peraza, “al banquillo de los acusados”

Magda Peraza, “al banquillo de los acusados”

 

  • LE DESCUBREN EL SAQUEO DE 71 MILLONES DE PESOS, ¿LO RECUERDAN?

  • NI SU DEFENSOR DIP. “JOACO”, PODRÁ SALVARLA DE LA ACCIÓN PENAL

Guadalupe E. González

Tampico, Tam.- A pesar de que la polémica ex alcaldesa de Tampico Profa. Magdalena Peraza Guerra, “presumió honestidad” y envalentonada “cual vil mula de rancho”, retó a los Congresistas del Estado a que, “le buscaran por donde quisieran” que, al fin y al cabo nada le encontrarían y a grito abierto esbozaba que, “estaba libre de pecado”, hoy tras la meticulosa revisión de cuentas públicas, ha quedado en claro que, “la mitómana maestra”, es una de las ex ediles “manchadas por la corrupción” y por esta causa, sin objeción alguna “será sentada en el banquillo de los acusados”.

Todo mundo recuerda que, “la mentora mitotes” Magda Peraza Guerra, fue denunciada por el delito de peculado, (por el desvío de 71 millones de pesos) ante la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, acusación formal expuesta por César Alberto Bonilla Andrade, representante legal del Ayuntamiento porteño, en cuya acción delincuencial también están involucrados el ex tesorero municipal Edgar Ánimas del Ángel y el cajero Edgardo Benítez Zamora, los que, por obviedad, NO ESTÁN EXENTOS de la acción penal, porque “esta gavilla de presuntos delincuentes” en el Gobierno municipal pasado, “con la lana del pueblo, hicieron lo que les dio su regalada gana” y por eso hoy, la autoridad judicial los mandará a rendir cuentas.

El denunciante Bonilla Andrade, dijo contar en su poder con los documentos probatorios, para que la Fiscalía Anti-corrupción y la General de Justicia de Tamaulipas, en su momento, procedan en el marco jurídico contra la ex alcaldesa de Tampico, la que “viento en popa”, se mofaba diciendo que ella, “era incapaz de agarrar dinero ajeno”, sin embargo, ahora la acusada, deberá dar cuenta que, “destino le dio a los 71 melones que andan volando en el aire”, causa por la que la profesora Magda Peraza Guerra, se encuentra ante serio aprieto judicial.

Se aduce que, “el presunto desvío millonario”, consumado por “la mitotes” Peraza Guerra, fue detectado en los momentos de la entrega recepción, al no existir documentos conque comprobara que los referidos recursos hayan sido aplicados al pago de personal o de algún pendiente financiero de su gobierno, motivo por el que, ahora la ex Presidente Municipal de Tampico, “sabe que no tendrá escapatoria judicial”, porque las evidencias del peculado en su contra están plenamente documentadas.

Por tal motivo, se informó que hoy jueves, al reanudarse en el Congreso del Estado las actividades sobre “la revisión de cuentas públicas”, los integrantes de la comisión de vigilancia de ese cuerpo legislativo, “negarán la aprobación del escandaloso saqueo”, consumado por la ex alcaldesa Magda Peraza, la que ahora, ya no podrá lucirse ante el pueblo de Tampico, diciendo que ella es honesta, porque las evidencias en su contra, confirman lo contrario, por el presunto delito que se le imputan y por esta razón, “una vez sentada en el banquillo de los acusados”, la mentora, tendrá que dar cuenta de cómo y en qué forma, ella y sus cómplices, extrajeron de las arcas municipales los 71 millones de pesos y lo más importante es que Magda diga “a donde destino ese monto millonario” y de cuenta también quien o quienes, por orden suya se encargaron de ayudarle en esta contumaz trapacería financiera.

Para concluir, habrá que ver “cuál será la posición del Diputado maderense Joaquín Hernández Correa “el Joaco”, porque este es quien “la ha venido haciendo de defensor” de la presunta defraudadora y “traidora” Magda Peraza Guerra, porque este “este sujeto de baja caterva moral”, siempre ha intentado evitarle daño judicial a la ex Presidente Municipal de Tampico, la que ahora, aun con la defensa de su amigo Diputado “El Joaco”, la voladora le habrá de caer encima, por ser una presunta delincuente.

 

Si te resulto interesante siguenos y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *