Alcalde Oseguera, opacado por “vendedor de pollos”

POR SU ACTUAR BAJEZA, EDIL MADERENSE, REFLEJA “SER UN REVERENDO ENANO MENTAL”.

Por Guadalupe E. González/Enviado especial

Cd. Madero, Tam.- Al verse  y sentirse opacado por el vendedor de pollos Miguel Rodríguez Salazar, quien, con buen sentido humano y el deseo de ayudar a la gente pobre, regalaba producto cárnico a familias humildes de las colonias “la Barra y la Ferrocarrilera”, el ofuscado edil maderense Adrián Oseguera Kernión, como todo un reverendo enano mental”, obró porque le decomisaran el producto alimenticio al referido comerciante, utilizando para ello al personal de Tránsito local y el de grúas, para detenerle las camionetas, pero finalmente “el tiro le salió por la culata” al Presidente municipal, porque su mala acción generó que “la gente encolerizada se le echara encima”.

Este incidente, es la muestra tangible de que, el alcalde Oseguera Kernión, es un político de bajo perfil, carente de principios y valores morales, porque éste, lejos de apoyar a gente noble que proyecta servir sin interés de ninguna especie a familias humildes, hoy en tiempos de pandemia, debió proceder “a tributarle el espaldarazo” al referido comerciante que actuaba de buena fe y, no haber ordenado de manera burda y lamentable “el decomiso el producto alimenticio” que era regalado por el comerciante de la reconocida empresa denominada DI-POLLO.

Adrián Oseguera, al verse envuelto en el acto que causó marcada indignación entre las familias vulnerables y “convencerse de su erróneo proceder”, no tuvo más que salir a ofrecer una conferencia de prensa, para justificar su nefasta actuación, con cuyo detalle, se confirma que el Presidente Municipal de ciudad Madero Oseguera Kernión, es un tipo insensible, porque “no le agrada que alguien, fuera de su gobierno”, obre por hacerle el bien a la gente humilde, porque eso “es tanto como verse humillado”, por sentirse “la estrella política del pueblo”.

El reconocido empresario de la cadena “Di-Pollo” Miguel Rodríguez Salazar, pudo haber sido objeto de una sanción o multa administrativa, ordenada por el encolerizado alcalde Adrián Oseguera, pero gracias a que la gente de las colonias “la Barra y la Ferrocarrilera”, impidieron al edil maderense, obrar en tal sentido, el comercializador del producto cárnico, se salvó de la mezquino actuar del molesto alcalde, quien “en su afán por salir del paso”, ante los medios de comunicación, intentó demostrar no haber pretendido perjudicar al comerciante, quien por su buena fe de servir a la gente de bajos recursos, “provocó que el Presidente Municipal, se sintiera humillado”, sin ser esa su intención.

Sin embargo, “el show generado” por el coraje y molestia del alcalde Oseguera Kernión, ha dejado muy en claro que, este inmoral e irresponsable Presidente, lejos de mostrar agradecimiento “hacia gentes que obran por ayudar al pueblo, sin recibir nada a cambio”, el muy insensato de Adrián, en lugar de actuar con cordura y prudencia, “le ganó el coraje”, obrando por abusar del poder que tiene en su manos, al mandarle a los Agentes de Tránsito, Protección Civil y de Productos Saludables, para que lo multarán, pero finalmente, “se tuvo que abstener de consumar tan cruel abuso”, contra el comerciante de DI-POLLO, porque “este edil enano mental”, sintió en carne propia la molestia e indignación y el coraje de la gente, hacia su persona.

Horizonte de Matamoros

Horizonte de Matamoros un medio independiente...