La tercera ola Covid y Magisterio

Punto Final

Por Raúl Aguilar Romero
Julio 22, 2021

1. La tercera ola Covid y Magisterio

Hace una semana, durante la conferencia de la Mañanera, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo que el regreso a clases para el 30 de agosto del 2021 era una decisión definitiva y que el aumento en los casos de Covid no sería un impedimento.
La pandemia, que inicio desde el 2020 y obligó a los maestros prácticamente a reinventarse en el tema de impartir la enseñanza, además de que los padres de familia también pusieron su granito de arena, sobre todo aquellos que se comprometieron y apoyaron a sus hijos en la tarea educativa.
El covid19 permitió descubrir fortalezas y debilidades en el uso de las tecnologías por parte de los maestros, pero pudo más el compromiso y la vocación haciendo que se volvieran autodidactas y creativos para lograr que los alumnos adquirieran el aprendizaje.
Desde luego que no se comparan los resultados a los que se obtienen de manera presencial y hay que ser sinceros, hubo retraso académico, debe reconocerse que esa fue la debilidad más fuerte.
Los factores para que los alumnos no alcanzaran los aprendizajes fueron varios, y también hay que decirlo, del lado del magisterio hubo docentes que no hicieron bien su trabajo, e igual hubo padres de familia que no apoyaron a sus hijos en el proceso de enseñanza, vaya, no trabajaron los alumnos.
Otro factor fue el que la SEP restó autoridad a los docentes al dar a conocer la disposición de que no se debía reprobar a ningún alumno, aun cuando la comunicación con ellos fuera inexistente.
En este punto, es entendible que los maestros se sintieran atados de manos al poder establecer un parámetro para la calificación, para los de comunicación inexistente estaba obligado a asignar el mínimo aprobatorio, calificación de seis.
Pero para los de comunicación intermitente o constante, aun sin cumplir con los trabajos también debería otorgar la calificación mínima, y solo para los que en realidad trabajaban podía darles una mejor evaluación, difícil para los docentes este punto.
De esa manera, concluyó el ciclo escolar e incluso hubo padres de familia que presumieron el que sus hijos concluyeran la educación primaria o secundaria sin haber ido a la escuela y sin haber trabajado, eh ahí la falta de valores por parte de los papás.
Sabemos que los padres de familia no son maestros, porque el principio es que en casa se educa a los niños y en la escuela se enseña.
En la casa los niños aprenden a dar las gracias, ser limpio, honesto, puntual, correcto, hablar bien, no decir groserías, respetar a los semejantes y a los no tan semejantes, a ser solidario, comer con la boca cerrada, no robar, no mentir, cuidar lo suyo y lo ajeno, a ser organizado, mientras que en la escuela aprende matemáticas, lenguaje, ciencias, estudios sociales, inglés, geometría, pero también se refuerzan los valores que los padres le han inculcado a sus hijos en el hogar.
Ahora bien, retomando el tema del regreso a clases presenciales para el 30 de agosto sin importar el color en que se encuentre el semáforo covid tomando en cuenta que la mayoría de los trabajadores de la educación ya se encuentran vacunados.
Hasta ahí todo podría considerarse correcto, es aquí donde surge el pero… en lo que concierne a Tamaulipas, al menos en Tampico ya se registraron tres defunciones de maestros que habían recibido el esquema completo de vacunación, según lo confirmó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en este caso, se trató de dos maestros jubilados y un activo.
En Guerrero también se reportaron cuatro muertes de profesores con síntomas de Covid pese a estar vacunados, entidad donde ya rechazaron el retorno a clases presenciales sin que toda la población esté vacunada, aún cuando el semáforo sanitario estuviera en verde.
En el estado de Puebla igualmente se tiene conocimiento de la defunción por Covid de dos maestros, igualmente con su esquema completo de vacunación, el común denominador de estas defunciones, es que todos fueron vacunados con CanSino.
En lo que corresponde a Tamaulipas, el magisterio también ha manifestado duda sobre la vacuna china, CanSino, y en voz del dirigente del Comité Estatal de Maestros Jubilados, Rodrigo Tavares, adelantó con el regreso a clases presenciales en agosto, de presentarse muertes de niños o maestros, será responsabilidad de las autoridades estatales.
Lo cierto es que la duda sobra la vacuna Cansino es respecto al tiempo que brinda inmunidad, la que según aseguran sólo dura seis meses, entonces para el regreso a clases presenciales los maestros ya no estarán protegidos contra el Covid.
Pero la experiencia adquirida durante poco más de un año de pandemia podría resultar positiva tanto para los docentes como para los padres de familia y los alumnos, estos últimos los más importantes en el proceso de enseñanza aprendizaje.
Por ello resulta conveniente analizar si es urgente que se regrese a las aulas el 31 de agosto, porque si lo principal es proteger la vida humana, entiéndase a los alumnos, maestros, padres de familia y población en general, lo más conveniente es que se continuara con las clases a distancia.
Sin embargo hay que ser claros, con lo aprendido en más de un ciclo, se deberán establecer ciertas consideraciones.
Por parte de los docentes, que cumplan con responsabilidad en su función estableciendo medidas para constatar que este aspecto queda cubierto, así como el contemplar sanciones efectivas para aquellos que no lo hagan, incluso si es necesario aplicar la sanción de descuentos, para lo que existen procesos administrativos. Además, los maestros tendrán que ser más creativos en la forma de llevar la enseñanza a los alumnos.
De los padres de familia, involucrarse en el trabajo de sus hijos y mantener comunicación constante, ya no intermitente o inexistente, que sea un compromiso para que los aprendizajes puedan ser alcanzados por las niñas, niños y adolescentes.
De los alumnos se espera que respondan y demuestren la adquisición de aprendizajes, siempre en colaboración con los padres de familia y los maestros.
Es indispensable que las autoridades educativas analicen con mucho cuidado la decisión a tomar para el próximo ciclo escolar 2021-2022, si se regresa a las aulas al 100 por ciento, si se establece un inicio hibrido o si se continúa con las clases a distancia, además de darles autoridad a los docentes sobre la evaluación a los alumnos, a los directivos sobre los docentes para poder aplicar las sanciones correspondientes a aquellos que no cumplan cabalmente con su función, pero sobre todo, preocuparse por la integridad física en el tema de salud ante la tercera ola de covid y especialmente por la variante Delta que se prevé más agresiva y contagiosa.
Urge que la Secretaría de Educación oferten un buen plan para el regreso a clases, pero principalmente que apliquen la sensatez, prudencia y creatividad.

Por hoy aquí la dejamos, le ponemos el Punto Final…  nos leemos hasta la próxima, les dejó mi correo electrónico para sugerencias, felicitaciones y reclamos, raul-131@hotmail.com y si le gustan estos comentarios nos agradaría mucho que lo comparta.


Share this...

Horizonte de Matamoros

Horizonte de Matamoros un medio independiente...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *