Alanís: La silla embrujada de Valle Hermoso…

El debate equis…

J Eleazar De Ávila

 

Alanís: La silla embrujada de Valle Hermoso…

 

Hablemos de la frontera donde está el 50 % de los votos potenciales. Tierra de Rigo Tovar, de Manuel Cavazos, de Tomás Yarrington, de Francisco Javier Cabeza de Vaca, por supuesto de Maki Ortiz, de Carlos Enrique Cantú Rosas y de tantos célebres que no caben en una colaboración simple.

 

Por razones de que Nuevo Laredo, casi está más ligado a la Hermana República Texas y los más fresas a Nuevo León, nos falta acudir para cerrar la primer gira del año rumbo al 2022.

 

Creemos que solamente así podemos tener claridad del destino de cada uno de los ayuntamientos y su futuro de apoyo a Morena, PVEM y PT, o a la cancha de enfrente PAN-PRI y PRD. Para obviar rollos, empecemos por señalar que Nuevo Laredo, con Carmen Lilia Canturosas aun está en acomodo.

 

Pronto estaremos allá y ya les diremos qué tanta fuerza en materia de aportación tiene para la causa del Movimiento de Regeneración Nacional. Y de ahí hasta Reynosa, donde nos tocó escribir, lo que ya se convirtió en un lugar común.

 

Que la administración No 3 de Maki Ortiz, de la mano del alcalde Carlos Peña -su hijo-, tienen mucho que pensar, para determinar, si así como llegaron de Acción Nacional a Morena, se quedan o se regresan, en tanto, los tiempos aun son tiernos como para tomar una determinación final.

 

 

Llámenle arriba de la barda, o como cada quien lo considere, pero vamos a ver si, si Maki cede a las presiones de Morena, o si acepta el puente que ya ha reiterado el candidato panista César Verástegui. Dicen No hay prisa y aquí están las dos posiciones.

 

Los que juran que efectivamente, como asegura Américo Villarreal, Maki y su hijo solamente suman dos votos, o bien, si la estructura ganadora local, se mantiene como una bisagra de lujo para quien le ponga suficiente aceite.

 

Nos asomamos a Río Bravo, quien se mantiene en el limbo, pero pro Morena, donde además, su alcalde Héctor Villegas “El Calabazo”, es de los que no se mortificó, no agarró anticipadamente candidato y se quedó como activo para quien es hoy candidato de la marca.

 

Matamoros es distinto, tienen a Mario Alberto López Hernández “La Borrega” un alcalde del que no encontramos más señal, que la de jugársela institucionalmente con Morena, con la Cuarta Tranformación, con Andrés Manuel López Obrador.

 

Ha recibido apoyos que presumen históricos desde Sedatu, y por lo mismo, se declara listo para respaldar al candidato que resultó de una interna de la que todavía se pueden escribir mil novelas.

 

Y finalmente el asunto que nos lleva al título de esta colaboración: Un Valle Hermoso donde el alcalde Alberto Enrique Alanis Villareal, es un desastre en sus relaciones públicas y políticas.

 

Los que le llevaron al poder, todavía no entienden qué pasa con la silla desde donde despacha. Si está embrujada, si tiene algún hechizo, algún conjuro o simplemente tienen mala suerte con sus decisiones electorales.

 

El asunto es que esa silla, es parte de una remodelación integral que heredó para los presidentes futuros el ex alcalde Efraín de León, quien fuera jefe local del 1 de enero de 2011, al 30 de septiembre de 2013.

Una administración asertiva y no decimos más porque nos gana la amistad, solo que a la llegada de los relevos siguientes este municipio siempre ha tenido mala suerte.

 

Tres alcaldes posteriores que aunque cortados con diferentes tijeras, resultaron el mismo fraude, en términos de gobernabilidad. Nueces vanas que enterraron sus buenos propósitos, tan ponto tomaron protesta como jefes edilicios.

 

No en balde, ahora que estamos en medio de una contienda electoral, el jefe político local tiene tareas donde no estorbe la causa que toca en favor de la coalición PAN, PRI y PRD.

 

1.- Todos los votos cuentan, y así como este día vemos el Caso Alanís, creemos que lo que pasa en la capital es muy importante. El asunto del dinero extra de capitalidad, tiene su ciencia y tiempos como  mejor lo explicó Mauricio Zapata en El Diario, porque  nadie está en contra de más recursos para Victoria.

 

Solo que los recursos, se pidieron fuera de “timing” y estoy seguro que la iniciativa, desde el ayuntamiento con Lalo Gattas.

 

2.- Desde el Congreso local, la diputada Alejandra Cárdenas, ha insistido en la importancia de fortalecer la infraestructura de la capital de Tamaulipas. El debate está en la mesa y veremos el destino de esta gestión ante el Congreso a través del Presupuesto de Egresos de la Federación, o bien en lo estatal con el Presupuesto Estatal 2022-2023.

 

Nostra Política.- “El debate es masculino; la conversación es femenina”. Louise May Alcott.

 

 

Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter. – @jeleazaravila

Horizonte de Matamoros

Horizonte de Matamoros un medio independiente...